masaje tántrico

Conoce más sobre el masaje tántrico

El masaje tántrico actualmente es quizás una de los tipos de masaje que más interés tiene entre la gente que gusta de dar o recibir masajes. Esto a veces hace que uno se vea con dudas o miedos resultado de desconocer en muchas ocasiones lo que es realmente, si es un masaje sexual o erótico o quienes lo pueden practicar.

¿Qué son realmente los masajes tántricos? En la India describen que es un proceso para poder lograr el crecimiento personal mediante el placer. El masaje tántrico tiene como base que, si te encuentras relajado y feliz sexualmente, tu salud será buena. Por tanto, en este masaje se busca el placer que puede provocarnos el orgasmo, aunque no es el principal objetivo. El masaje tántrico no involucra relaciones sexuales en las que hay penetración rea, pero sí que implica que se toquen los órganos sexuales, por lo que estamos ante uno de los masajes más íntimos que podemos encontrar.

¿Cómo se puede hacer un masaje tántrico?

Lo primero que hay que conocer es que, en este tipo de masaje, al miembro masculino se le conoce como Lingam (varita de luz) y a los genitales femeninos Yoni (templo sagrado). Para poder hacer el masaje tántrico no se necesita estar desnudo de forma completa, aunque sí que se puede decir que es lo más recomendable para tener una experiencia “total”.

Recomendamos que se selecciones algún tipo de música suave que acompañará el masaje. La persona a la que harás el masaje debe tumbarse con la espalda en la cama o en el suelo, pierns separadas y un cojín bajo las caderas que levantarán la zona del Yoni o Lingam, otro bajo la cabeza para poder ver sus genitales.

Antes de que se comience, de debe explicar bien el objetivo que tiene el masaje tántrico para que se eviten las falsas expectativas. Debes proceder a elegir un lubricante y empezar el masaje.

La fama que tienen este tipo de masajes y que se ha disparado en los últimos años está plenamente justificada, una magnífica manera de conocernos, tanto a nosotros como a nuestra pareja y que da muchas satisfacciones a todos aquellos que deciden abrir esta puerta al nuevas sensaciones y placeres escondidos.

Si tienes ganas de revitalizar tu sexualidad, tienes una gran oportunidad con este tipo de masajes que harán que entres en una nueva dimensión. ¿Te atreves?