olor tabaco

Eliminar el olor a humo de la casa

Cuando fumamos, o vivimos con una persona fumadora, y no de cigarrillo electrónico, sino del tradicional, lo más habitual es que los muebles, alfombras y otros elementos del hogar se contaminen de este olor tan característico a nicotina. Y, en muchas ocasiones, la batalla por eliminarlo está perdida desde el principio.

Sin embargo, hay maneras de retirarlo con éxito. A continuación, te contamos algunas maneras de conseguirlo.

Ventanas abiertas

Puede que no sea compatible con el invierno, pero puedes intentarlo el resto del año. Airea la habitación abriendo las ventanas y deja que el aire de afuera haga su función.

Si te atreves a intentarlo, incluso, en época de frío, es probable que haya suficiente con 20 minutos o media hora.

Tratamientos regulares

Si la persona fumadora en cuestión no deja el tabaco, tendrás que ir abriendo las ventanas de manera habitual, o bien, optar por otro tipo de posibilidades, puesto que el tabaco se seguirá acumulando y será necesario eliminarlo de una manera más drástica.

Para ello, tendrás que lavar las paredes y los tejidos afectados, al menos, una vez al mes, para poder reducir la cantidad de humo que se acumula en ellos. Puedes valerte de un limpiador a vapor con las alfombras cada 2 ó 3 meses, dado que el humo suele dejar depósitos en sus fibras.

Alternativas electrónicas

Una de las formas más efectivas para eliminar el olor de los cigarrillos es evitar que el humo se disipe por toda la habitación. Hay filtros de aire mecánicos que arrastrarán el humo a un filtro en lugar de dejarlo penetrar en tus muebles o alfombras. La única desventaja de un filtro de aire es que puede ser ruidoso, lo que hace que sea irritante si estás intentando ver la  televisión o mantener una conversación mientras alguien fuma.

Una forma más avanzada de combatir el olor de los cigarrillos es usar un generador de iones negativos. Estas maravillas electrónicas emitirán iones negativos que recogerán los iones positivos en la habitación, lo que contribuirá a dejar el aire más fresco y renovado. Además, presentan la ventaja de que son silenciosos y no tienen partes móviles. La única preocupación presente es que necesitan ser limpiados con mucha regularidad para mantener su efectividad.

Deja un comentario