lavavajillas

Un lavavajillas para cada necesidad: éste es el tipo de lavavajillas que necesitas

En este blog hablamos de la actualidad más dulce y la verdad es que no hay nada más dulce que llegar a casa y no tener que hacer nada, o acabar de comer y que la fría agua de fregar los platos no acabe con ese bienestar de después de comer en especial si reposas en el sofá.

Y por ello hoy hablamos de lavavajillas. ¿Has tenido alguna vez? Porque entonces seguro que no has vuelto atrás, a lavar a mano los platos. Y si no has tenido aún pero te miras este electrodoméstico con ojos golosos, te van a venir bien nuestras recomendaciones. Vaya aquí otra: no sufras demasiado por las averías porque este tipo de electrodoméstico requiere muy poquito mantenimiento (cuidados básicos, en realidad) y si se te rompe una pieza puedes cambiarla tú mismo/a comprando un recambio oficial en tiendas como Recambios Ral.

Así que ¿quieres saber qué tipo de lavavajillas hay y cuál te va a venir mejor? Éste es el lavajillas que te interesa si…

 

Te preocupa cómo quede en tu cocina

Una opción estupenda es el lavavajillas integrable, porque el electrodoméstico se integra (valga la redundancia) con los muebles de tu cocina y además tienen una puerta para que no sea vea nada excepto el panel de control. La estética de la cocina lo agradecerás.

 

Te preocupa muy mucho cómo quede en tu cocina

Elige el lavavajillas completamente integrable. Es igual que el anterior pero con la diferencia de que el panel de control también queda oculto (está en la puerta del mueble). Así tu cocina va a verse estupendamente sin que las lucecillas del lavavajillas interfieran en ese espacio magnífico que te has creado para disfrutar del relax y la buena comida.

 

No quieres un armatoste en la cocina

Puedes tener distintas razones: que tu piso no tiene tantos metros cuadrados como la Casa Blanca, que no tienes familia numerosa y con un lavavajillas más reducido ya haces… En todo caso puede interesarte el lavavajillas compacto independiente. Tiene menos capacidad que un lavavajillas normal pero a cambio ocupa muy poco espacio. Así que tienes el mismo beneficio pero sin que se note demasiado su presencia en casa.

 

Quieres un lavavajillas para ponerlo donde quieras sin obra de ningún tipo

En este caso el modelo indicado para ti es un lavavajillas independiente. No depende del mobiliario de tu cocina, no tienes que prever un espacio para él entre tus muebles y no tendrás que ponerte martillo en mano a hacerle un hueco para que se pueda integrar en tu cocina (si ha sido antes la cocina que el lavavajillas). Una opción práctica: lo compras y lo pones. Y a disfrutar de él.

 

¿Te ha parecido interesante el post? Compártelo en redes sociales y que más gente conozca estas recomendaciones.