De mudanza: las obras que debes hacer antes de entrar a vivir

¡Llegó la época de mudanzas y cambios de pisos! Si has encontrado recientemente una nueva casa o apartamento, y estás justo a punto de entrar a vivir, seguramente te faltará dar las últimas pinceladas a algunos espacios de tu nuevo hogar.

Ya sea por una reforma barcelona radical de todo el espacio, como pequeños ajustes de la decoración o accesorios que incorporar, nadie te salvará de este pequeño paso por chapa y pintura de tu nuevo hogar.

Por ello, si todavía no tienes muy claro por dónde comenzar a reestructurar tu nuevo hogar, a través de este post podrás obtener una guía útil de los pequeños trabajos que puedes comenzar a hacer.

¿Preparado para ponerte manos a la obra?

Paredes interiores

Una manera fácil para comenzar a crear un nuevo ambiente en nuestro hogar es pintar las paredes interiores de la vivienda, ya que nos veremos obligados a escoger los colores que nos acogerán día a día.

Te recomendamos lijar antes de pintar de nuevo, de forma que puedas eliminar las capas anteriores de pintura. Si las paredes están cubiertas con tapicería, debes quitarla antes de sustituir o pintar la pared, por lo que será conveniente frotar la superficie con un cepillo empapado en agua, o con una espátula de metal o de actuar en los puntos donde más se haya concentrado.

Radiadores

Antes de montar el radiador, se pueden colocar paneles reflectantes que ayuden a aumentar la difusión de calor en las habitaciones y extender el efecto una vez se haya

alcanzado la temperatura.

Es recomendable ubicar los radiadores debajo de las ventanas ya que están en contacto directo con las paredes externas del edificio, de manera que se pueda disipar más fácilmente el calor.

Limpiar en profundidad el suelo de parquet

Si el piso es de parquet, y éste no está especialmente cuidado, te recomendamos limpiar con una aspiradora que actúe con cepillos suaves o con un paño electrostático. Se debe evitar absolutamente el uso de agua en el parquet ya que no sólo puede filtrarse, también puede separar y deformar las tiras. No es conveniente usar líquidos agresivos, y si los usas, que sean con un paño húmedo.

Marcos de madera de puertas y ventanas

Si los marcos están en buenas condiciones, se puede simplemente pasar a limpiar de forma exhaustiva con poca agua y productos naturales como el vinagre. Sin embargo, si los marcos están estropeados, puedes lijar la superficie con una lija de grano fino para quitar la pintura justo antes de pasar a la capa superior con dos capas de color intercalados con una pausa de al menos 24 horas.

Brillo en los azulejos

Por último, si tu baño o cocina cuenta con superficies de azulejos, tendrás que hacer un ejercicio de limpieza en profundidad: con agua tibia y bicarbonato de sodio, el interruptor en la parte afectada con una esponja y luego frotar el uso de un cepillo de dientes.

Si la suciedad es particularmente resistente, se puede preparar una solución de una cucharada de peróxido de hidrógeno y tres cucharaditas de fécula de patata, y limpiar nuevamente con un cepillo de dientes.

¡Las chapuzas en casa nunca estuvieron tan de moda! ¿Qué te han parecido estos

consejos para una puesta a punto de tu nuevo hogar? ¿Nos recomiendas más?